PENETRAICIÓN DE LA INVAGINACIÓN
::MI HISTORIA::


martes, septiembre 26, 2006

Recetas para adquirir una gran personalidad y triunfar en la vida


1 . Crea que usted puede tener éxito: y lo obtendrá



2 . Crea. La Biblia dice que la fe puede mover montañas.



3 . Quienes creen que pueden mover las montañas lo hacen



4 . La actitud positiva trabaja a favor del éxito



5 . Si usted cree que le es imposible subir a lo alto: No encontrar los escalones para subir



6 . El como hacerlo siempre llega a las personas que creen que si pueden triunfar.



7 . La creencia en que se conseguirán grandes resultados es lo que ha conseguido los grandes inventos.



8 . El no creer en el éxito es un poder negativo.



9 . Es bueno admirar a los que han triunfado, pero no hay que rendirles culto.



10 . Los que creen que valen poco, obtienen poco. Los que creen que no pueden hacer grandes cosas no las hacen.



11 . Una persona es el producto de sus pensamientos.



12 . Dos medios para obtener el poder de la creencia en el triunfo:


12.1 Siempre piense en el éxito, nunca piense en el fracaso. Cuando se le presenté una situación difícil nunca piense “probablemente perderé”. Diga más bien: “venceré”. Cuando alguien triunfa no piense nunca “soy un descalificado. Yo no lograré lo que el obtuvo” Piense más bien: “Yo también tengo probabilidades, yo también puedo”. Al pensar en probables éxitos su mente crea planes que los producen, pero si imagina el fracaso, su mente produce pensamientos que lo atraen.


12.2. Recuerde que usted es mejor de lo que cree ser.



13. Invierta en si mismo. El mejor modo de gastar es ahorrar. Invierta en educación, en instruirse cada día un poco más, en conseguir ideas nuevas, en presentarse mejor. En planear lo que hace. Dedique un rato cada día para formarse: leyendo, meditando, consultando, examinando las razones de sus fracasos, los planes para triunfar, el cómo tratar mejor a los demás, etc. Ese rato puede ser su mejor inversión para el futuro.



14. Curese de la excusitis. Las personas mediocres buscan muchas razones para excusarse por lo que no hacen. Las personas prosperas echan fuera las excusas que les podrían invitar a no actuar. Beethoven habría podido en su sordera para no componer música. Milton podría excusarse en su ceguera para no escribir poesías. Marco Fidel Suárez podía excusarse en su total pobreza y abandono (hijo de una lavandera pobrísisima) para no aspirar a ser presidente de la República. Bolívar podía excusarse en sus 17 derrotas primeras, para no aspirar a ser el libertador de América. Pero no admitieron excusas. Creyeron que el éxito era posible de obtener, y lo obtuvieron.



15. Lo que importa no es cuánta inteligencia tiene usted, sino cómo la emplea. Ojalá vuelva a leer esta frase tan importante. El sabio Teller decía: “Lo importante para triunfar en el estudio no es tener supermemoria o superinteligencia, sino tener un gran interés y entusiasmo para el estudio”. La constancia es el 95% de lo que se llama después habilidad. No sea usted de esos suicidios que gastan todo su poder cerebral en averiguar “por qué y cómo se puede fracasar”



16. Cuente las bendiciones que ha recibido de Dios. Este es un método que ha sacado del pesimismo a millones de personas. La formula milagrosa es ésta: “Escriba 20 razones que usted tiene para dar gracias a Dios”. Verá ¡Se quedará maravillado! Usted ha recibido tantos dones, que el vivir desanimado es una mentirosa ingratitud. “Cada día escriba tres razones que tiene para ser feliz” le dije a una persona y cambió totalmente su vida.



17. Lea esto por lo menos cinco veces: “Una persona que piense que su trabajo es importante, lo hará mejor”. Hágase un comercial acerca de lo importante que es el trabajo que usted hace. Los que no saben se reirán de esto. Pero los que conocen la magia de pensar en grande, saben que esto es un secreto para ser feliz y triunfar.



18. ¿Quiere no aburrirse? No deje ningún día sin plan fijo de lo que quiere hacer.



19. Evite las palabras que creen imágenes de fracaso.



20. Sonría con los ojos. La gente quizá no mirará sus dientes, pero si se impresiona con su mirada alegre y cariñosa. Acaricie con su mirada. Los santos y las grandes personalidades de la virtud eran muy severas y se abstenían de acariciar con sus manos, porque sabían que eso debilitaba la pureza de costumbres y la voluntad, pero siempre acariciaban con su mirada: o sea, sabían mirar el rostro de las personas con una amabilidad, bondad y aprecio, tan agradables, que la caricia de sus ojos proporcionaba mucha mayor felicidad que todas las demás.



21. Los que ahora triunfan han sido machacados por situaciones de perdida. Un hombre se presentó como candidato al concejo y perdió las elecciones. Se presentó como diputado y fue derrotado. Se lanzó de candidato al Senado y perdió también. ¿Y saben en qué termino? Llegó a ser presidente de los Estados Unidos. Se llamó Abraham Lincoln. Ciertas ideas de triunfo lo único que necesitaron fue una persona constante que nunca se desanimó ante las derrotas, que nunca creyó que las derrotas eran definitivas.



22. No controlar las emociones desagradables se llama también desequilibrio.



23. El sabio Tungenef cuenta una hermosa experiencia suya con un pordiosero: “Me olvidé la billetera en casa y al encontrarme con una anciano mendigo le pedí excusas por no tener dinero para darle. Sin embargo, tomando sus manos le miré sonriente a los ojos y le dije: “Conste que yo lo amo a usted”. Aquel viejito soltó dos torrentes de lágrimas y exclamó: “Su sonrisa y su saludo son la mejor de todas las limosnas que he recibido en este año”



24. Me amaré a mí mismo porque soy mi primer prójimo





Posted by nohequ :: 10:04 a. m. :: 0 COMENTARIOS:

escribeme algo... anda di que si

---------------------------------------