PENETRAICIÓN DE LA INVAGINACIÓN
::MI HISTORIA::


viernes, agosto 05, 2005

UN CALOR HUMANO QUE NO FUE SUCIO

Me había entregado un tris a la locha en cuanto a escribir sobre lo que me ha pasado en estos días, pero trataré de hacerlo en el corto tiempo que tengo.

La semana pasada estuve en encuentro como ya lo había mencionado, y en una de las tantas charlas de sanidad interior que hay uno de los guías puso su mano sobre mi espalda mientras yo me hallaba sentado. Lo hizo obvio- con la intención de orar por mí, pero lo que más me hizo sentir bien en ese momento y en otras dos ocasiones en las que paso algo similar no fue la oración que hicieron por mí sino el calor que sentí cuando este líder puso su mano sobre mi espalda. No era un calor erotico no sentí excitación por el contrario me di cuenta que lo que realmente quiero es sentirme amado de verdad. Disfrute esa mano calida sobre mi espalda pero como un niño puede disfrutar del abrazo de su padre.

En otra oración otro líder hizo lo mismo pero quería que yo escuchara la oración que estaba haciendo por mí y puso su cara muy cerca de la mía, pero obviamente con mucho respeto sin embargo tuve esa misma sensación extraña que había sentido con el primer líder. Y para rematar el guía de ojos verdes (relindo ese niño) me puso la mano sobre la cabeza para orar por mí cuando tocaron la parte musical y fue una sensación similar.





Posted by nohequ :: 9:08 p. m. :: 0 COMENTARIOS:

escribeme algo... anda di que si

---------------------------------------