PENETRAICIÓN DE LA INVAGINACIÓN
::MI HISTORIA::


lunes, mayo 22, 2006

Algunos aspectos de las relaciones y parejas Gay



De acuerdo con las investigaciones realizadas tanto en Norteamérica como en el Reino Unido, la mayoría de varones homosexuales desea mantener una relación estable y comprometida de pareja y una importante cantidad de ellos ya se encuentran involucrados en una relación de este tipo.

De acuerdo a las cifras de la encuesta realizada este año en el Reino Unido el 60 % de los hombres gay tiene una pareja (u otro tipo de relación) regular.

Tanto los que la tienen como aquellos que no, reportan problemas y más de la mitad del total que dijo que se sentían insatisfechos con su vida sexual señaló que el desear tener una pareja era la causa de su insatisfacción.

Además, el 25% de todos los hombres gay que no tenían una pareja u otro tipo de relación estable dijo que deseaba tenerla. A partir de los años 80 los psicólogos y terapeutas han acumulado información proveniente de varios cientos de parejas formadas por hombres y mujeres homosexuales y han llegado a algunas conclusiones generales: * El amor entre las partes, la calidad de la relación y la satisfacción que de ella deriva son similares en las parejas homosexuales y heterosexuales. * Las parejas formadas por varones gay tienen características que las hacen diferentes en su formación, evolución y funcionamiento de las parejas heterosexuales y también de las parejas formadas por mujeres lesbianas.
A partir de estas conclusiones generales vamos a analizar brevemente las principales características encontradas en las parejas formadas por varones gay, agrupándolas por tópicos:
1.-Efectos del Ambiente social en las Parejas de Varones Gay
1.1.-Homofobia social y Homofobia Interna: En la mayoría de sociedades, incluidas las de Norteamérica y Europa, los sentimientos en contra de la homosexualidad se expresan abiertamente en casi cualquier contexto y las instituciones legales, religiosas y sociales están construidas presuponiendo como el único posible el matrimonio heterosexual.

De forma explícita o implícita cualquier tipo de unión homosexual queda proscrita. Más aún, durante el proceso de socialización , en especial de los varones, se internalizan fuertes temores y prejuicios en contra de la homosexualidad.
Es por esta razón que la mayoría de varones homosexuales reflejan en sus actitudes, muchas veces inconscientemente, la prohibición social que pesa sobre la homosexualidad.

En lo profundo, al parecer, una importante cantidad de varones gay siguen creyendo que tener sexo con otro hombre es anti - natural o pecaminoso y por tanto mantener una relación homosexual es inmoral.

Más aún , a partir de esta creencia nacen otras como la que señala que las relaciones entre varones gay no duran y que los varones gay son "por naturaleza" promiscuos sexualmente e impulsivos. Por esta razón, se desarrollan actitudes que llevan a que lo que se cree se vuelva realidad.
Se señala también que existen tensiones sociales que pesan sobre las parejas formadas por dos hombres y nacen del hecho que estas parejas no tienen a su alcance instituciones y ritos como el noviazgo, matrimonio, crianza de niños o viudez que ayudan a marcar el ciclo de vida familiar.

Además en muchos lugares es "mal visto" que dos hombres adultos cohabiten aún sino existe relación afectiva entre ambos. También , una fuente de presión externa que influye en la pareja gay es el hecho de tener que "pasar buse" (usando un término peruano) es decir tener que representar frente a los demás que se es heterosexual, por razones diversas ( temor a la discriminación, homofobia interna, etc.)

Para mantener esta situación, se debe esconder la relación de los amigos, de la familia, de los compañeros de trabajo, etc. Esta representación consume energía y crea tensión produciendo una menor calidad en la relación de pareja. De acuerdo a los estudios, las parejas en que ambos están "fuera del closet" son más exitosas. El estigma social produce en los varones gay un bajo nivel de autoestima lo que contribuye al rompimiento de muchas parejas. Por otra parte , el estigma en contra de la homosexualidad se refleja en las leyes que desvalorizan la relación entre personas del mismo sexo al no reconocer sus efectos y no posibilitar la adquisición de propiedades lo que, significa también que los involucrados invierten menos en la relación, debilitándola.
1.2.- Roles de Género: Tanto los homosexuales como los heterosexuales son criados y socializados bajo los mismos dictados que enfatizan las características atribuidas a cada género. *A pesar del estereotipo que caracteriza a los varones gay como "femeninos" ( es decir , se les atribuye el rol de genero del sexo opuesto), las investigaciones han demostrado que esto no es así, pues la gran mayoría de los varones gay tienen un rol de género definitivamente masculino. *De acuerdo a la mayoría de especialistas el género afecta y determina profundamente ( mucho más que la orientación sexual) la manera en que cada uno de nosotros actúa dentro de una relación romántica - afectiva.
El estereotipo del rol masculino nos presenta a un hombre competitivo, poco emotivo, fuerte e independiente. Los niños aprenden a comportarse así para ser queridos y aceptados por sus padres y el entorno. Sin embargo, seguir rígidamente estos patrones de conducta puede provocar problemas de comunicación al interior de las parejas formadas por varones gay.

El rol masculino de conquistador siempre listo para el sexo puede provocar intensa presión en ambos compañeros ( socializados bajo los mismos patrones) y llevar a disfunciones sexuales y pérdida de autoestima. *De acuerdo a varios estudios los varones gay tienden a creer que su compañero debe ser capaz de leer su mente lo que contribuye a deteriorar la calidad de la relación.

Esta creencia puede ser una consecuencia del hecho que los hombres son socializados para no mostrar sus sentimientos ( en especial el temor que generalmente se manifiesta a través de la ira o la agresión) lo que lleva a desear que el compañero pueda captar " telepáticamente" esos sentimientos que no se demuestran y es causa , entre otras, de que exista una gran carencia de habilidades para la comunicación al interior de las parejas gay.
* En un estudio realizado a lo largo de varios años sobre parejas gay, se halló que las relaciones disminuían de calidad durante el primer año quizás porque los hombres no son entrenados socialmente para enfrentar la disminución del deseo y la pasión típicos de la primera etapa del romance , que inevitablemente ocurre al madurar la relación.

El no aceptar este hecho como normal pone en peligro la estabilidad y continuidad de las parejas. Adicionalmente, los hombres son entrenados socialmente para conseguir lo que quieren y competir con otros hombres por lo que les resulta más difícil negociar y comprometerse cuando la relación lo necesita.
* El temor de ser calificado como homosexual es una de las maneras como se establecen los límites de la masculinidad y lleva a que los hombres sean en general, menos tolerantes que las mujeres frente a la homosexualidad.

Irónicamente , muchos varones gay para evitar exponerse al ridículo ( pasar "buses") enfatizan llevando al extremo muchos comportamientos y características masculinas, lo que añade motivos de conflicto en las parejas gay.
2.-Afecto, Conflicto y Elección: El Desarrollo de la Pareja de Varones Gay
*Los modelos de desarrollo que se aplican a las familias heterosexuales no se aplican a las relaciones gay, eso quedó establecido ya en 1984 en el clásico estudio de Mc. Whitter & Mattison. En ese estudio los autores establecieron un modelo de 6 etapas para caracterizar el desarrollo de las parejas de varones gay: Armonización, Anidamiento, Mantenimiento, Construcción, Liberación y Renovación. Actualmente este modelo ha caído en desuso y más bien se está empleando uno basado en la teoría psicoanalítica que entiende la relación gay como una forma de lazo fraternal de raíz narcisista.
Según este modelo, las etapas de evolución de una pareja gay serían:
ETAPAS DE EVOLUCIÓN DE UNA PAREJA GAY FASE
I : GEMELIZACIÓN : intoxicación amorosa, pasión- adhesión.
FASE II : DESILUSIÓN : caída de la admiración, dudas y persecusión. Cada uno se da cuenta que el otro no es "su imagen y semejanza".
FASE III: DIFICULTAD PARA SEPARARSE : miedo a la soledad y el desamparo. Esta etapa es clave pues si se logra superar el egoísmo narcisista y se emprenden proyectos en común, aceptando que el otro es distinto y comprometiéndose, la pareja puede funcionar y seguir adelante.
FASE IV : SEPARACIÓN : Se deja el objeto amado y se busca compulsivamente uno nuevo que colme la necesidad de fusionarse. Se busca al doble (hermano) que empieza siendo maravilloso y termina siendo ominoso.
FASE V : REGRESO AL VÍNCULO DE AMIGOS : "somos como hermanos". En algunos casos se vuelve con la pareja anterior estableciendo un vínculo basado en la amistad, en una relación fraternal atenuada.
2.1.- Saber Elegir: Los varones gay pueden "salir del closet" en cualquier momento, desde la adolescencia a la edad madura. Cuando lo hacen, la mayoría pasa por un periodo de alta energía sexual, similar a la vibrante exuberancia genital de los adolescentes.

Y es que, generalmente, los varones gay no pasan por el periodo de experimentación con la intimidad que ocurre normalmente en la adolescencia y , de alguna manera, "completan" su desarrollo afectivo luego de salir del closet.

Por esta razón muchos varones gay adultos muestran un comportamiento sexual típicamente adolescente teniendo contacto sexual con muchos hombres o involucrándose irreflexivamente en relaciones de pareja que no duran . * Un estudio realizado en 1990 en Norteamérica y corroborado posteriormente en Gran Bretaña mostró que el 40 % de las parejas se habían conocido en bares o discotecas gay, mientras el 60 % lo hizo en otros lugares como el trabajo, organizaciones gay, fiestas, etc.

En su mayor parte, se presentaron por si mismos a sus futuros compañeros lo que podría deberse a la mayor asertividad del comportamiento social masculino .

La mayor parte de parejas decidió irse a vivir juntos sólo unos pocos meses después de haberse conocido lo que podría ser una razón de los problemas de compatibilidad que enfrentaron posteriormente.
2.2.-Rituales: En el mismo estudio de 1990 se reportó que 12 % de las parejas que participaron de la encuesta había participado en ceremonias de compromiso y más de un tercio de los que no lo habían hecho, deseaban hacerlo.

Una de las características más notables que distinguen a las parejas homosexuales de las heterosexuales es que las parejas del mismo sexo carecen de rituales sancionados socialmente para marcar las etapas de transición. Los rituales ayudan a reducir la ansiedad respecto de las transiciones. La identidad individual y la pertenencia a la familia se comunican a través de ceremonias.

Por ejemplo, el matrimonio es útil para que la nueva pareja reciba apoyo y respaldo de las fuentes tradicionales como la familias, los amigos y la cultura en general.

Sin una celebración de unión socialmente aceptada, las parejas gay deben enfrentar la confusión que experimentan las familias de ambos respecto de su rol con la nueva pareja.

La ceremonia de matrimonio heterosexual permite a las familias de los contrayentes conocerse y negociar sus relaciones, oportunidad de la que carecen las parejas gay. Además, la falta de una ceremonia de matrimonio o su equivalente tiende a confirmar el estigma impuesto por la sociedad sobre unas relaciones que deben permanecer en secreto. Esta "conspiración de silencio" restringe las posibilidades de la relación entre varones gay.
* Sería muy importante para las parejas gay desarrollar rituales alternativos de transición como noviazgo, matrimonio, aniversario u otras que enfaticen la unión de la pareja.

Las ceremonias de carácter religioso dan a los miembros de la pareja que se une , la oportunidad de superar la brecha entre las familias y el grupo de amigos de ambos. Es también importante que exista un ritual equivalente al divorcio. Debido a que el inicio y el final de las relaciones gay no están claramente definidos, no es raro que las partes involucradas no estén seguras de su estatus, de si ya son pareja o simplemente "están saliendo".

Marcar el final de una relación con una ceremonia sirve para reconocer la importancia del tiempo que se pasó juntos y facilita a los involucrados reasumir sus vidas como individuos solteros.
2.3.-Habilidades de Comunicación : Tal y como ya se dijo con anterioridad es muy común que haya una falta de comunicación al interior de la pareja de varones gay debida principalmente al tipo de socialización que reciben los hombres en nuestra cultura.

De acuerdo a diversas investigaciones, las parejas que más duran son aquellas que logran desarrollar un alto grado de comunicación entre ambas partes.
2.4.- Monogamia vs. "Pareja Abierta" : La cultura gay actual se desarrolló durante la revolución sexual de los años 60 y 70 y, a pesar de los efectos negativos que ha tenido la epidemia del SIDA, aún se valora mucho la apertura y la libertad sexual, situación que resulta contraria al establecimiento de compromisos de pareja.
Además, muchos estudios han encontrado que la exclusividad sexual es un valor opcional en muchas parejas de larga duración.

Se ha sugerido que esto puede deberse a valores masculinos que no son exclusivos de los varones gay y que, por lo tanto, el modelo heterosexual de monogamia resulta inadecuado para las parejas formadas por varones debido a lo complejo de la relación de hombre a hombre , una relación que involucra a dos predadores sexuales.

En todo caso , lo importante es que las parejas sean claras en su opiniones sobre este punto, que negocien y respeten los acuerdos que tomen respecto a la exclusividad sexual.
2.5.- Satisfacción con la Relación: A través de distintas investigaciones se ha podido determinar diferentes factores que contribuyen a una mayor calidad en la relación entre varones gay:
- La percepción de que hay pocas alternativas viables a la relación de pareja, contribuye a incrementar el sentimiento de satisfacción.
- La satisfacción dentro de la relación está asociada con las barreras que impiden o dificultan terminar la relación. Las parejas heterosexuales firman un contrato legal que debe ser disuelto si , posteriormente, deciden separarse.

Las relaciones gay se desarrollan sin esta limitación pero, en muchos casos, unir las finanzas y adquirir propiedades juntos sirven como un substituto a las barreras legales de que disponen las familias heterosexuales. - La confianza mutua y tomar decisiones de manera compartida, contribuyen a incrementar la satisfacción en las parejas gay.

Se ha observado que el equilibrio de poder es más común en las parejas gay que en las heterosexuales y que, cuando no ocurre, generalmente se debe a una amplia diferencia en los ingresos de los hombres involucrados.

Aunque la total dependencia económica de una de las partes es rara en las parejas gay, debido a que los hombres son socializados para ser proveedores y basar en esa capacidad su mayor poder para tomar decisiones en el hogar, si uno de los miembros de la pareja tiene un ingreso muy inferior al del otro puede sentirse devaluado.

Al parecer, el que haya una gran diferencia en los ingresos de los miembros de una pareja, es una amenaza mayor en las parejas de varones gay de lo que es en las parejas heterosexuales.
2.6.-Secreto : El estigma social y el temor a la represión o el escándalo lleva a muchas parejas gay a mantener oculta su relación, lo que produce una gran presión emocional.

Muchas parejas gay se ven forzadas a mantener hogares separados o, si viven juntos, a pretender que son sólo compañeros de cuarto, amigos o "primos" que viven juntos sin ninguna implicación afectiva o sexual.

No es poco común el temor de que al ir envejeciendo, los padres y los demás adivinen la verdadera naturaleza del vínculo que los une. Es obvio que la preocupación por mantener el secreto es una manifestación de homofobia internalizada ya que, si se teme ser descubierto como homosexual, involucrarse en una relación representa un alto riesgo de quedar expuesto.
2.7.-Niños : La presencia de niños como parte de una familia gay se está volviendo cada vez más común y, de alguna forma, aceptada--por lo menos en Europa y algunas zonas de América del Norte--.

Si bien todavía hay mucha indefinición legal es claro que, tal y como sucede en una pareja heterosexual la presencia de niños fortalece la relación ; sin embargo, la homofobia y el temor a ser expuestos al ridículo o la burla provocan que, generalmente, las familias gay se aíslen y tengan poco contacto con otras familias. Estos temores se basan , muchas veces en consideraciones legales ya que obtener ( o mantener ) la custodia de un niño --ya sea propio o adoptado-- puede resultar muy difícil, sino imposible, para un varón gay debido a los prejuicios y estereotipos que señalan a los hombres gay como pedófilos o por la creencia infundada que un niño criado por un padre o padres homosexuales se convertirá también en homosexual.
Los terapeutas familiares aconsejan, en beneficio de los niños, buscar relación con otras familias gay para así formar un grupo de pares con el cual los niños puedan identificarse y comparase sin temor a ser juzgados negativamente.
3.- Apoyo Familiar y Social
3.1.- Participación de la Familia: El apoyo que las parejas gay reciben de sus familias varía ampliamente aunque es cierto que es mucho menos probable que una pareja gay reciba el apoyo y aprobación familiar de lo que sería el caso en una pareja heterosexual.

De hecho, involucrase en una relación homosexual que incluya cohabitación, puede poner en serio peligro los lazos de apoyo familiar. Los momentos de mayor conflicto aparecen cuando uno de los miembros de la pareja gay se enferma y su familia se hace cargo, excluyendo al compañero o cuando la familia de uno de ellos lo presiona para que salga con mujeres y se case. Según los estudios realizados, el hecho que la familia acepte o apoye a una pareja gay incrementa la calidad de la relación. Incluso, en muchos casos, la aceptación y el apoyo de una de las familias puede compensar la tolerancia neutral o el rechazo activo de la otra.

3.2.- Amistad : Frente a la carencia de fuertes lazos familiares, la mayoría de parejas gay han formado una red de amigos y, a diferencia de lo que ocurre en las parejas heterosexuales, estos amigos son percibidos como una fuente de apoyo más importante que la familia.

Sin embargo este apoyo puede ser poco efectivo sino se establecen paralelamente vínculos de solidaridad y formas de hacerla efectiva. La importancia de un sistema de apoyo social para muchas parejas gay no puede ser subestimada y muchos especialistas recomiendan formar este sistema de apoyo antes de informar a la familia sobre la relación. "No se lo digas a tu familia antes de tener a donde ir en Navidad". Por otra parte , varios estudios señalan que para una pareja gay , relacionarse con hombres gay solteros puede convertirse en una fuente de peligrosa tensión y recomiendan que las parejas gay socialicen más bien con otras parejas.

NOTA: El presente articulo se basa en el trabajo escrito en 1997 por Larry Mc.Farland, M.Ed. bajo el título de Male Couples in Context : Issues for Thereapeutic Consideration y también, parcialmente en el trabajo de las Psicólogas María Aurora Bello y Susana Laraschi , Parámetros que definen la Pareja Homosexual, para la red informática FLAPAG.

"Estoy en el centro mismo de la vida, y estoy completamente conectado por el Amor"

Posted by nohequ :: 10:51 a. m. :: 0 COMENTARIOS:

escribeme algo... anda di que si

---------------------------------------