PENETRAICIÓN DE LA INVAGINACIÓN
::MI HISTORIA::


viernes, mayo 26, 2006



MI EXPERIENCIA EN LA POLICÍA

Trate como pude de quedar en el mismo grupo de instrucción que 111 pero me di cuenta que eso no era lo que él quería. Habíamos tenido la oportunidad de escoger donde queríamos prestar el servicio militar (policia, ejercito, fuerza aerea) gracias a la amistad del padre Juan de Dios con el general Chemas (en ese entonces comandante del servicio militar a nivel Colombia). Sin pensarlo dos veces escogí la policía. Pensaba que me iba a ir rebien... que la iba a pasar suave y bueno en cierta manera así lo fue, pero después de cierto tiempo. Fue muy duro finalizar 1996 con la idea de que ya 111 y yo no eramos más amigos. El 31 de diciembre me pegue una chillada por eso, pero obvio que nadie me vio.

Así fue que empezaba una nueva etapa en mi vida. Nueva gente (porque no puedo decir nuevos amigos) y una nueva actividad. La instrucción la empecé en el colegio distrital del Tunal llamado "Ciudad Bogotá"... cerca de nosotros y también en el tunal estaban los grupos de instrucción del INEM y de Rafael Uribe.

Nos toco con un sargento que había estado en contraguerrilla y un cabo que era una porquería de persona. Lo tipico en todo que tenga que ver con fuerzas armadas... los malos... los chachos... los perros... para descrestar la gente y decir si yo soy hombre... pero hay mucho gay en la policía y en el ejercito y de eso me he dado cuenta... Y la famosa instrucción empezo.

Un día llegamos a formar a las 6:00 am y este sargento nos mando a voltear porque según él eran las 6:30 am. Lo que había hecho era que había delantado el reloj y con eso entonces ya no entrabamos a las 6:00 am sino a las 5:30 am.

Tal vez el trato no sea igual que en el ejercito pero si era malo. No lo viene a maltratar a uno su propia familia para que si venga un desconocido a hacerlo.

El tipo era buena gente pero super montador. Cuando alguien se dormia o tenía la boca abierta le gritaba o le decía cierre la boca porque se le puede meter una verga voladora. Nos mandaban a voltear por todo hasta por mirar.

A mí una vez me encontro con los cordones de las botas por fuera y me las amarro a un ladrillo y me dijo: "vuelta a la derecha"... fue una de las veces en las que tuve más gente riéndose en mi cara. Ahora me da gracia recordarlo pero en esa época obvio que no.

Termino la instrucción y tuve la oportunidad de entrar a formar parte de un grupo de boleros. Le hice creer al teniente que estaba reuniendo la gente para el grupo que tenía la habilidad para tocar maracas pero que va. Si acaso apenas sabía que eso era un instrumento.

Un muchacho que si sabía tocar maracas se dio cuenta pero gracias a Dios nunca me sapeo.

Así empezo una etapa muy bacana en la policía. Tocaba en muchos sitios, comia bien, descansaba bien y aparte de eso me pagaban.

1997 fue un año muy bacano... como todo pues tuve inconvenientes en la policía y malos ratos (la mayoría de subcomandantes nos detestaban porque dabamos la impresión de ser flojos por ser músicos), pero en general la pase bien. Comi alimentos que tal vez en la vida volvere a comer y estuve en casa de oficiales riquillos, hasta conoci el comandante de la policía de Bogotá.... todo un acontecimiento para la época.

Lastimosamente llego el día en que todo acabo y en que el cuerpo que había ganado en la instrucción me abandono también.

Pero gracias a haber estado en la policía conoci de Dios y tuve buenos momentos. Allí conoci a un agente y un patrullero cristiano muy buenas gentes y el primero de ellos era o es profeta. Ya no está activo en la policía porque lo pensionaron.


Posted by nohequ :: 7:24 a. m. :: 0 COMENTARIOS:

escribeme algo... anda di que si

---------------------------------------