PENETRAICIÓN DE LA INVAGINACIÓN
::MI HISTORIA::


lunes, marzo 05, 2007

LA VIDA EN CASTRO



En los años setentas, el afamado barrio de Castro, en la ciudad de San Francisco, comenzó a transformarse en un próspero vecindario poblado mayoritariamente por gente homosexual y por otras personas amistosas o tolerantes con lo gay. Fue el escenario de las primeras marchas del orgullo y cuna de artistas e intelectuales gays, representativos del Gay Liberation norteamericano.


Hoy, el barrio de Castro y su avenida principal, son calles en las que están instalados prósperos negocios como: restaurantes, tiendas, despachos jurídicos y de bienes raíces, bares y discotecas, entre muchas otras empresas de y para la gente gay.



La cuestión fue que ayer en el cruce de canales me encontre con un programa que capto mi atención, era la experiencia de un hombre heterosexual quien como en una especie de Reallity debía convivir 30 días en esta pequeña ciudad de San Francisco de mayoría gay.



Era evidente a lo largo de las grabaciones lo difícil que represento para este hombre habitar por un mes con personas que ocupaban una lista dentro de sus estereotipos de rechazo. Mostraba frecuentemente su fría posición frente al homosexualismo catalógandolo de pecado y de una manera desordenada de vivir. Le costaba interactuar con los diferentes hombres homosexuales con los que en algún momento se cruzo, y armo una tremenda pelea en uno de los bares gays que tenía que visitar dentro de su recorrido en la ciudad simplemente por que lo miraron con deseo.



Al final de los 30 días este hombre es honesto confesando que sigue manteniendo su idea acerca de la pecaminosidad del homosexualismo, pero en un acto que ni él mismo penso algún día tener les agradece a los gays con quienes compartio lo mucho que le enseñaron en el tiempo de su estadia en esa ciudad y no descarta el volver a visitarlos.



La pregunta que me queda, es ¿hasta qué punto un hombre o mujer heterosexual puede cambiar su manera de pensar al tener que compartir con un gay bajo la figura de una amistad o un parentesco familiar? No se sabe. Así como todos somos diferentes habrá quienes al compartir con un gay puedan ir más allá de lo que una persona hace con sus genitales a quienes vean sólo en un hombre o una mujer homosexual alguien que merece ser castigado y excluido de la sociedad.


Posted by nohequ :: 3:37 p. m. :: 0 COMENTARIOS:

escribeme algo... anda di que si

---------------------------------------