PENETRAICIÓN DE LA INVAGINACIÓN
::MI HISTORIA::


viernes, mayo 26, 2006

PRIMAVERA VERDE


Rumbo a Medellín. Estoy subido en un bolivariano y aún no ha arrancado el bus...

Eeeso, vistete de putica verde y ve a cortar girasoles y claveles en la eterna primavera que allí estará tu príncipe azul y no sé que tan azul sea cuando te vea. Alejate por un momento del café y ve a jugar rondas con los fantasmas diurnos que te visitaban cuando tratabas de cerrar tu boca y no comer lo que los marranos ofrecían.
Conversa con los dioses y diles lo que vas a hacer. No ocultes cuanto miedo te produce su belleza ni el temblor que recorre tu cuerpo al no saber que te espera apenas el gallo se aliste a pizar. Y ¿qué crees? ¿qué todo será color de rosa como en los cuentos que solías ver de pequeño? Tal vez traigas tu tarrito lleno de luciernagas o de regreso al abrir la tapa sólo vuelen murcielagos a chuparte la poca sangre que te queda.
Atrás dejas otros miedos y te lanzas al reto. Subete en tu trencito de 4 ruedas mientras otro se baja conectado a una maquina que solías manejar cuando eras enfermero. Camina a cuadras pensativo, ansioso y triste pensando en ella. Sientate en tu puertica de vidrio y trata de arreglar el epitafio de la tumba en la que él te encontró. Enojate si es posible porque no puedes arreglarlo. Luego dirijete a un cuarto pequeño y en menos de 10 segundos conectate con ella y escuchala porque te necesita. Si la comunicación es regular y percibes opacamente sus lágrimas pero lo suficiente como para darte cuenta que aunque todo esté oscuro ahora ella será quien esté a tu lado cuando despiertes. Luego subete en tu trencito de cuatro ruedas y deja a tras esa viejecita agonica que viste caminar en la tarde sobre sus chancletas de bruja seca y olvidada por una belleza que tal vez nunca tuvo. Si subete a tu trencito y recorre esa segunda estación a la que no habías llegado antes así fuera de noche. Pruebala haber si funciona porque ya no será Bello quien te reciba sino el centro a quien tú desconoces. Luego de escribirme cierra tus ojitos de niño asustado. Cubrete con tu capa negra que ya la corroe la luz y acuestate pensando en que mañana será un nuevo día... Al atardecer y caer una lágrima del cielo sobre tu rostro verás que sólo valía la pena recorrer el camino que Él te mostró y que tardaste en transitar en tu afan por frenar la locura que te consumio antes de que volvieras a ser niño.

Posted by nohequ :: 7:44 p. m. :: 0 COMENTARIOS:

escribeme algo... anda di que si

---------------------------------------