PENETRAICIÓN DE LA INVAGINACIÓN
::MI HISTORIA::


lunes, septiembre 03, 2007

POR ACÁ


Sí, sentí unas ganas enormes de escribirte. Cuando cerré la puerta y tuve que decirte adiós hasta una nueva oportunidad, de cuando entré en mi cuarto y cerré mi mente corrupta para tocarte; pero mis dedos tenían algo blancuzco y los mire como si fuese algo raro mas no era así, esa mancha la tenía desde que era un chico. Aún así con mis dedos pegachentos atravese el mar de vidrio que nos separa, que levante y te alcance a tocar.


Qué rico fue sentirte, llorar pidiéndote que no me desecharas no porque desconfie de ti sino porque la confianza en mi mismo es débil. Me enrosque como un feto y me tuviste en tus brazos, me escondiste en tu pecho y de tus dedos no salí... sin embargo, los minutos pasan, las canciones cesan y vuelvo a mi realidad, a nuestra realidad: la mía, la de ella, la nuestra, la mía y la mía (la del silencio, la de la risa, la del apretón de manos, la del saludo y el despido, la de la cenicienta dezscalza y quinciañera errante, la del eterno enamorado, la del que no quiere perder los regalos que se le dieron, la del mil palabras y hechos)... no era nada especial, son sólo palomas sueltas al aire como una excusa para quedarme cerca de ti.


Posted by nohequ :: 5:39 p. m. :: 1 COMENTARIOS:

escribeme algo... anda di que si

---------------------------------------