PENETRAICIÓN DE LA INVAGINACIÓN
::MI HISTORIA::


miércoles, agosto 13, 2008

MIRADAS QUE ENGAÑAN: VENDO A LA BASURA UNOS OJOS NEGROS


De ser esta fue la historia. De tres niños y dos gemelas. Uno es un niño real que mira bailar a un niño casi real que es su hermano y otro niño que también lo ve bailar pero es un niño imaginario. Todo confluye tras melodias tanto buenas como regulares. El imaginario mira al real y piensa en lo fácil que podría enamorarse de su baile, de la ternura que brota de sus poros, de su risa y su mirada; pero igual el imaginario sabe que sólo es un baile.


Por su parte el real mira a su hermano y no sabe que ver si lo que ven los demás o lo que en su inocencia está viendo. A veces las aguilas se visten de mariposas pero siguen siendo aguilas y Dios lo sabe muy bien. Una mano sobre la cabeza y la misma mano sobre otra cabeza... una no se sabe si es pura y la otra a ciencia cierta no lo es. Lo podría ser pero no ha querido pasar por lo que dicen los remixes.



Después del baño el imaginario se hace más fuerte, a la larga entiende que aunque no pueda decirle lo que ve, porque el baile no dice más de lo que muestra, si puede desearle que alguna niña de esas que rompen los corazones de los niños y algo más que su inocencia, lo vea. Si vale la pena, enamorarse del niño casi real pero que lo haga una de esas niñas, de esas preciosas niñas que están guardadas en cofres bañados por la sangre del Cordero.



Bailen, bailen, muevanse pero que los ojos que los ven no sean negros sino rojos... ese es mi deseo.


Posted by nohequ :: 5:45 p. m. :: 0 COMENTARIOS:

escribeme algo... anda di que si

---------------------------------------