PENETRAICIÓN DE LA INVAGINACIÓN
::MI HISTORIA::


viernes, diciembre 12, 2008

¿DE LO QUE PASO AYER?

Cuánto tiempo y con cuánta habilidad defendimos nuestro derecho a dañarnos a nosotros mismos y a otros, afirmando que no había nada malo en lo absoluto. Nos engañamos a nosotros mismos al afirmar que no había nada realmente malo porque simplemente nos involucramos en actividad homosexual de vez en cuando si otra persona nos hacia enojar. Algunos de nosotros racionalizábamos nuestro comportamiento diciendo, "Yo sólo me involucro en masturbación mutua, no en relaciones sexuales, y eso no es realmente homosexualidad". Otros sostenían, "Yo no tengo relaciones sexuales sólo intimidad sexual sin orgasmo, ¿cómo puede haber algo de malo en ello?" Algunos de nosotros decíamos qe no teníamos problema ya que nunca habíamos estado involucrados sexualmente con nadie, pasando por alto el hecho de que los deseos homosexuales, la pornografía, y la masturbación regían nuestras vidas.


Intentamos dejar de hacerlo. Al fallar en eso, quisimos limitarnos. Hicimos promesas y planes, que no logramos. Hicimos acopio de toda nuestra fuerza de voluntad, sólo para fallar una y otra vez. Muchos de nosotros no podíamos controlar nuestro comportamiento exterior. El resto de nosotros no pudimos apaciguar la feroz guerra que se libraba en nuestras emociones. Lo que no expresábamos con el cuerpo de otro lo expresabamos con nuestros propios cuerpos en masturbación habitual para fantasear y con pornografía -dejándonos con un sentimiento de culpabilidad, avergonzados, asustados y sin esperanza. Nuestra desesperación era tan opresiva que algunos de nosotros tratamos de quitarnos la vida.



Así que nos enfrentamos a la verdad. Nuestro dolor y las heridas que estábamos causando a los demás eran demasiado reales, demasiado intensas como para ser ignoradas. Nos vimos forzados admitir, "algo está definitivamente mal. Tengo un verdadero problema con la homosexualidad, y no puedo resolverlo por mi propia cuenta". Curiosamente, esta admisión de impotencia fue nuestro primer paso para obtener fuerza. ¡Nuestrra confesión de esclavitud nos inició en el camino que nos conduce a la libertad!


Posted by nohequ :: 7:19 p. m. :: 0 COMENTARIOS:

escribeme algo... anda di que si

---------------------------------------