PENETRAICIÓN DE LA INVAGINACIÓN
::MI HISTORIA::


martes, septiembre 12, 2006

PARA MI HERMANITO

Hermanito mío durante este tiempo te he aprendido a querer como siempre debio haber sido. No te niego que los dos meses que fuimos pareja fueron lindos pero siento que más especiales han sido estos en los que hemos permitido que nos una un sentimiento desinteresado de amistad y no de uno egoista de pareja que fue el que se cruzo en nuestro camino.


Ayer te vi llorar y me dolía el corazón porque en tus lágrimas veía las mías, esas que por tantos años he derramado a solas, con otros, con otras, en sitios públicos, cerrados, en fin, lágrimas que a pesar de que muchos las vieron no las comportían porque no sabían ni saben lo que vivimos tú y yo, y que nosotros si podemos entender.


Ayer pedías en ese parque sólo un poco felicidad y eras hablando por mí. No me importo que fuera un lugar público. Te abrace y te di un beso como mi papá me los da a mí encima de la cabeza cuando siente dolor por mí y no encuentra otra forma de demostrarme lo mucho que me ama. No era un beso lujurioso, era mi forma de decirte: estoy a tu lado, porque estar cerca de ti es estar cerca de mi misma realidad.


No pense que algún día escucharía de tus luchas con tanta tranquilidad como ahora, pero eso sólo lo ha hecho posible Dios, quien con su amor y restauración después de un corto tiempo de odiarte por lo que me lastimaste, me ha permitido verte como lo que eres, mi hermano y mi amigo quien necesita una mano así se la tienda aquel que también está intentando salir del barro.


No sé si leas esto: una parte de mí quisiera que si y la otra no. Sólo lo leeras si abres esta página a tiempo pero si no es así me conformaré con que mis ojos al verte te lo digan. Gracias por tus llamadas, por estar tan pendiente de mí, por llorar cuando lo he hecho, por creer en mi relación con Lalita, por soñar a mi lado, por preocuparte por mí cuando me sentenciarón a muerte. Gracias por esa amistad tan incondicional que me has dado y como dice esa canción del video, por ver más allá de mi exterior a un niño que necesita aún sentirse amado.







Bonita forma de terminar un blog. Fingir una muerte y los perros siguen ladrando. Dos sombras se cruzan de noche pero juntas pueden hacer el sol brillar. Ojos verdes te miran y el farol del auto se enciende. Una respuesta a una oración tardía te salva.

Mañana se miraran rostros o cuando se escriba ya algunos de ellos te habrán mirado. Amores perros. Ojos verdes colombianos. Ojos verdes mexicanos. Más ojos verdes. Descanso.



Posted by nohequ :: 11:24 a. m. :: 4 COMENTARIOS:

escribeme algo... anda di que si

---------------------------------------