PENETRAICIÓN DE LA INVAGINACIÓN
::MI HISTORIA::


jueves, marzo 15, 2007




La vida no nos avisa cuando vamos a perder a alguien, simplemente nos lo quita y ya. Creo que cuando pasamos por momentos difíciles o cuando nos sentimos solos, nuestro corazón nos remite automaticamente a esos momentos en que nos sentiamos de alguna manera seguros. Seguridad que en la mayoría de casos se halla en la niñez.

Yo no soy la excepción. Ahora que estoy en un colegio trato de alguna manera de contactame con mi niñez a través de mis estudiantes, es una manera de regresar a esa étapa de mi vida en la que simplemente era feliz así no hubiera regalos para un cumpleaños o una noche nueva. Pero era un niño inocente feliz jugando con sus primos, precisamente siendo un niño y perdonándosele todo lo que a un infante se le perdona y a un adulto no. Feliz recibiendo cosquillas y podiendolas dar sin que fuera tildado de gay, feliz jugando con mis primos, sin tanto rollo en la cabeza, en la casa de mi abuela comiendo frijoles mientras veiamos MacGiver; pero el tiempo es inclemente y finalmente hoy tengo 27. Mi infancia sólo queda como un bonito recuerdo al que ni en mis tiempos de soledad me puedo remitir para aliviarla.

Posted by nohequ :: 2:49 p. m. :: 0 COMENTARIOS:

escribeme algo... anda di que si

---------------------------------------