PENETRAICIÓN DE LA INVAGINACIÓN
::MI HISTORIA::


sábado, septiembre 16, 2006

CUANDO EL AMOR MUTA

http://undiaesundia.blogspot.com/2006/09/alguien-en-alguna-parte-del-mundovive.html

Princesa de cuentos infinitos said...

Definitivamente algo no me funciona bien, jejjee, no entendi este post, es decir, si entiendo lo que esta escrito, pero no entendi eso de ''Rapsoda'', osea, el escribio eso, o tu le escribiste eso??? .Ciao!!!

Atte.-
Cris G. =*
P.C.I.

septiembre 15, 2006 12:00 PM

Ramiego said...

Vaya Princesa... me ganaste al momento de dejar un comentario sobre este post. Trataré pues de explicar lo que me motivó a publicarlo.

Me sorprendió leer en un blog amigo (Penetraición De La Invaginación) un post titulado "Para Mi Hermanito". Su autor (Rapsoda) se lo dedica a quien fuera su pareja hace unos meses. Y la verdad, la forma como ha sido dedicado me conmovió muchísimo. Ese amor y cariño destilado en cada una de sus palabras me impresionaron bastante, si he de serte franco...

septiembre 15, 2006 6:35 PM
Ramiego said...

La situación que se describe en esta entrada, me recuerda irremediablemente a Diego. Desde el arranque, está dedicado "a mi hermanito" (expresión que utilizaba yo al referirme a él, como mi "hermano del alma, de toda la vida"), utilizando expresiones con las cuales me siento sumamente identificado, cuando tiempo atrás conversabamos los dos muy directamente ("durante este tiempo te he aprendido a querer como siempre debio haber sido").

septiembre 15, 2006 7:38 PM
Ramiego said...

Alguna vez Diego cedió a las lágrimas y lloró delante mío, ante problemas y circunstancias que le parecían muy dificiles de afrontar ("Ayer te vi llorar y me dolía el corazón porque en tus lágrimas veía las mías"). Y no sólo eso, sino que yo también lloré delante suyo en otra ocasión ("lágrimas que a pesar de que muchos las vieron no saben lo que vivimos tú y yo, y que nosotros si podemos entender").

septiembre 15, 2006 7:38 PM
Ramiego said...

Lo descrito en aquel post por Rapsoda era tan afin a lo que viví con Diego, que incluso me sorprendió la similitud de tales escenas ("Ayer pedías en ese parque sólo un poco felicidad... No me importo que fuera un lugar público. Te abrace... era mi forma de decirte: estoy a tu lado, porque estar cerca de ti es estar cerca de mi misma realidad").

Ojalá en todo caso, esta historia inconclusa entre ambos acabe de la mejor forma. Y sobre todo, que podamos conservar lo más importante que ha podido ocurrir en nuestras vidas: nuestra invaluable amistad ("Dios me ha permitido verte como lo que eres, mi hermano y mi amigo quien necesita una mano así se la tienda aquel que también está intentando salir del barro").

septiembre 15, 2006 7:40 PM
Ramiego said...

Palabras que alguna vez Diego me expresó y que hoy Rapsoda se encargó de recordarme ("Gracias por tus llamadas, por estar tan pendiente de mí, por llorar cuando lo he hecho... por soñar a mi lado, por preocuparte por mí... Gracias por esa amistad tan incondicional que me has dado y por ver más allá de mi exterior a un niño que necesita aún sentirse amado"). Quizás sea ése el adios que a fin de cuentas hoy Diego no se atreve a decirme cara a cara.

Bueno, querida Cris. Esa es la razón por la cual me tomé la libertad de publicar un post ajeno en mi blog. Y es que, como bien dice su autor, "alguien en alguna parte del mundo vive lo que tú estás sintiendo".

septiembre 15, 2006 7:41 PM



Posted by nohequ :: 12:32 p. m. :: 1 COMENTARIOS:

escribeme algo... anda di que si

---------------------------------------