PENETRAICIÓN DE LA INVAGINACIÓN
::MI HISTORIA::


jueves, octubre 09, 2008

SIENDO COMO UN NIÑO


Que recuerdan como te perdiste de niño y llegaste comiendote una panela que pesaba más que tú mientras te reías o como sacaste de un ley una colombina porque pensabas que era gratis y podías coger la que desearas, y te sonries aunque ellos no puedan ver que en esa sonrisa hay una añoranza por un recuerdo que no se tiene y unos momentos que no volverán. Tiempos en los que eras inocente y sólo pensabas en lo que los otros niños de tu edad piensan, momentos en los que no salías con miedo de vivir, con miedo de encontrarte con panelas y colombinas que ahora no puedes comer ni chupar porque te las prohibieron, porque te dijeron que si te las comias los perdias, si, a los que amas por los que has luchado y por quienes no.


En tu cara hay tristeza pero no la ven como no vieron la lágrima que derramaste ayer en el baño cuando afanosamente buscabas que Él te viera como un niño pero nadie te ve así porque ya no eres un niño, eres un hombre de 28 que tiene que ocultar como se le cae su cabello, que busca desesperadamente un lugar dentro de la juventud esquiva.



Principito, estos no son tus tiempos, no se te puede olvidar eso. Ya no eres un niño, ya no te verán con buenos ojos si violas la ley de los hombres. Te acuestas pensando en ellos, pensando en qué harás para enfrentar el día que viene y más cuando las que deberían estar de tu lado te dan la espalda y quisieras gritarles que lo que menos te importa es un maldito tarro de leche pero ellas sólo ven eso: plata, plata y no ven las lágrimas que derramaste ayer en el baño ni la panela que se te pego a la mano ni la colombina a la que quieres devolver a su empaque porque su sabor a cloro no te gusto.



Así te duela nunca más serás un niño, así te comportes como uno, así juegues a chispunpapas, así te chancees con ellos, así juegues un deporte que nunca quiso ser tu amigo. No son tus tiempos, son los de ellos. Ellos tienen derecho, él tiene derecho a esperar y cuando llegue el tiempo buscar un joven de su edad para vivir lo que no vivirá jamás contigo. Es su tiempo... tiempo le vendrá en que llorará así como tú porque su tiempo también tiene un tiempo establecido.



No eres un niño así quieras serlo, así llores por intentar que vuelva, así quieras no se puede, porque ni ya por tu cuerpo flaco te ven como uno. Pero niño, descansa, descansa en medio de tu tormenta, en medio del niño gay lindo que se paso por tu lado y te tento con su figura. Descansa en los brazos de ese hombre que te vio nacer, que te ha visto llorar, que te ha visto amar y odiar, desear lo bueno y desear lo malo. Te aseguro que viene el día en que no valdrá más la pena si eres lindo o no, si tienes cabello o no, si te desean o no, si deseas hombres o mujeres porque serás como Él y como Él verás las cosas de una manera diferente. Llora si tienes que llorar porque un día Él secará tus lágrimas, sigue sujetando su manto porque algo que jamás el Desechado te quitará es la seguridad que en Él está tu esperanza.


Posted by nohequ :: 3:06 p. m. :: 0 COMENTARIOS:

escribeme algo... anda di que si

---------------------------------------