PENETRAICIÓN DE LA INVAGINACIÓN
::MI HISTORIA::


martes, julio 12, 2005



LAS 50 CUADRAS QUE CAMINASTE HACIA MI SECRETO

1996 es un año en el que un personaje va a ocupar un lugar bien especial en mi vida. Ya no eramos enemigos como en 1994 y nuestra amistad después de la pelea que habíamos tenido a finales de 1995, se había fortalecido. Ese año estuvo muy lleno de muchas caminatas hablando de como podíamos ser mejores amigos. Recuerdo una en la que nos fuimos desde mi casa hasta Carimagua que era donde él vivía... pero esa fue en 1997. De tan buenos amigos que eramos y tan inseparables nos empezaron a molestar en el salón por eso y decían que eramos pareja, pero obvio que no era así. De él aprendí a enviar mensajes escritos a las personas y también a firmar las carticas personales xxx/05. Llego el momento en el que sentí que era importante que él supiera mi sexualidad. Me sentía como tapandole un gran secreto... se supone que desde que había traicionado mi amistad a finales de 1995 no debía volver a confiar en él, pero determine hacerlo.

Caminamos bastante desde el centro como hasta la 72 y le dije: amigo soy bisexual. Se puso rojo como un tomate y note que aunque tal vez se lo esperaba a la verdad no era así. Le explique las cosas y tal vez con los pocos detalles que tenía que contar hasta ese momento. Le pedi que no fuera a cambiar conmigo, pero le había dado muy duro la noticia. Igual ambos teníamos 16 años y a esa edad las cosas se ven desde otra perspectiva. Al lunes siguiente cuando regresamos a clases de 11, no me quiso hablar y estuvo superdistante conmigo. Me sentí terriblemente mal... pero gracias a Dios sólo estuvo mal conmigo ese día. Los posteriores meses trato una y otra vez de ayudarme con lo que tenía a su alcance. Me mandaba notas diciendome que yo era su mejor amigo, que me iba a ayudar a salir de eso, etc... pero en el fondo ya estaba planeando dejar mi amistad apenas se terminara el colegio. Llego el momento de acabar el colegio... sentí una profunda tristeza porque presentía que las cosas no serían iguales después de que acabaramos 11, y así fue.

Aun recuerdo aquel día después de salir de una clase que me dijo que la amistad tal vez se acabaría después de que ya no nos vieramos frecuentemente. Lloraba porque era la primera persona significativa que tenía en mi vida. Realmente yo le amaba pero no como un hombre a otro hombre sino como un hermano pudiera amar a otro hermano. El día de la clausula, en la que nos entregaban el diploma de bachiller, él canto "Penelope" de Diego Torres... para que pero el chino tiene una vocesasa... sentí tanto dolor porque era una de las últimas vecs que estaría cerca de él.


Posted by nohequ :: 10:50 a. m. :: 0 COMENTARIOS:

escribeme algo... anda di que si

---------------------------------------