PENETRAICIÓN DE LA INVAGINACIÓN
::MI HISTORIA::


sábado, septiembre 16, 2006

UN AMOR DIFERENTE Y ÚNICO, AUNQUE TODOS SON ÚNICOS

¿Y por qué tuve que abandonarte cuando no quería hacerlo? No lo sé. Sólo retrocedo las primaveras que no existen en mi ciudad y se viene a mi memoria ese día de enero cuando te conoci. Mi hermana me había dicho que tenía un joven al que creía era yo el indicado para llevarlo a los caminos de Dios.

Aquella tarde te llame. Me hablaste como provandome al verme luego de haber colgado el teléfono. No entendía porqué me hacías tantas preguntas tan extrañas sólo sabía que quería aceptar el reto de conducirte a lo que había aprendido amar.

Y allí estabas, frente al lugar donde seis meses atras había pedido la muerte mientras un cancer carcomia mi cuerpo, y no sabía que contigo venía la vida, la respuesta que le había pedido a Dios aquella noche con las lágrimas que no admitian palabras... la escena aparecía y se borraba y eras tú mi hijo amado, el Negro, mi discipulo amado, el que se recostaba en mi pecho con su mirada pidiendo más que una razón teologica para creer en Dios, un sentimiento de amor que no habias tenido.

Los días pasaron y cuando menos te diste cuenta ya me querias. ¿Qué como paso? No lo sabes, pero era algo no sólo diferente para ti sino para mí también. Sentías un sentimiento puro por mí. Tal vez eso era lo extraño, que me mirabas y te dabas cuenta que no me querías como habías amado a los hombres sino que por mí sentías una emoción nueva que aunque no la entendías te hacía sentir bien. Por mi parte asi también fue, aunque ví tu figura de hombre moreno simpatico te vi desde un principio como un niño que aunque había crecido en su cuerpo y era 5 años mayor que yo pedía a gritos tan sólo un momento de amor genuino y no de un amor que naciera en la pasión por un cuerpo y muriera de la misma forma.

No todo fue color de rosas entre nosotros. Si bien un día, tres meses después de haberte conocido, supe que tenías una orientación homosexual, nunca paso nada entre nosotros. No fuimos amigos, ni hermanos, ni pareja... lo más raro es que fuimos y somos como padre e hijo. Negro, tu eres ese hijo que aun no tengo y aunque por mucho tiempo no estuve contigo, tal vez por años y años de dolor y soledad, años que buscabas afecto en bares, en hombres corpulentos que sólo te lastimaban; Dios me dio ese privilegio que en una tarde de enero tu camino se cruzara con el mío.

Contigo aprendi a curar las heridas con aceite y no con agua, aprendi que podía amar a un hombre con todas mis fuerzas sin que deseara su cuerpo, aprendí contigo a creer en un cambio, en olvidar los agravios por amor, a soñar por otro y no sólo por mí, a esperar, a perdonar, a amar sin esperar algo a cambio.

Hubo tantos momentos lindos que nos unieron. Las muchas veces que oramos juntos y la Presencia de Dios descendia sobre nosotros, las veces que te vi llorar y sentirte desanimado; y aunque nunca te gustaron los abrazos y me dejaste con más de uno en el aire en mi alma muchas veces te abrace mi niño cuando veía tu cara y sabía que detrás de la dureza que a ratos mostrabas, eras y eres un hombre que cree en el amor.

Con dolor tuve que aprender a formarte y con muchas lágrimas tuve que decirte adios. No sabes cuanto te llore en silencio y a viva voz, por las calles y en mi cuarto. Fueron noches y días de extrañarte, de maldecirme por la decisión tan estupida que me había alejado de ti, por haberte fallado dejandote solo como lo hizo tu familia y tus exparejas; pero tambien me moría por decirte que las cosas no eran como parecían, que sí había valido la pena conocerte y haber estado contigo. Lágrimas y lágrimas por la insensatez de mi alma que me había alejado de ti.

En medio de la soledad y el vacío por no tenerte mi hijo, le pregunte a Dios cuándo estarías de vuelta a casa. Él con su amor me dijo que por un corto tiempo te irías para que luego regresarás y estarias conmigo para siempre. Le creí pero el tiempo paso y no volviste. En fin, cada uno tomo su camino y emprendio el vuelo lejos del sitio donde alguna vez peleamos, reimos, lloramos, oramos, soñamos, pero lo que amas de verdad tarde que temprano vuelve y, contigo no fue la excepcion.

Poco a poco fuiste regresando, entre casualidades y casualidades que nos llevaban a encontrarnos en el transporte, en la calle, en la iglesia. Aún recuerdo ese día del 2004 cuando me viste por la calle en el bus en el que ibas y te bajaste sólo para saludarme, para decirme que aún creías en mí, que aún creías en ese hombre que te había enseñado a amar de verdad y no por espejismos. Con tus escritos me recordabas que nada había sido en vano, que había dejado una huella en ti imborrable. Te dije que no me hablaras más porque no quería llorar, no quería extrañarte más de lo que sentía, no quería recordar que alguna vez cuando estuviste enfermo te acoste, cuando tuviste hambre me preocupe porque comieras, que te molestaba para que fueras ordenado... pero que una noche por una estupida rebeldía te había alejado de mí.

Nos subimos a ese ejecutivo y casi llegando a mi casa me pediste que orara por ti. Era la segunda vez que me lo pedías y la segunda vez que no lo podía hacer luego de que nos alejaran; pero te amaba como mi hijo -5 años mayor que yo- y no me podía negar. Escarbe en mis recuerdos y le pedi a Dios que te guardara, que no me quitara tal vez el único reflejo que veía para ser libre, que no fuera a traer dolor a mi corazón permitiendo que te alejaras de aquel que una tarde nos habia unido.

Para el momento de levantar tu cabeza vi que tus ojos habían cambiado. En ellos había un tinte rojo que me indicaba que también me extrañabas tanto como yo a ti. Estuvimos de acuerdo que de nada servían los reproches, de nada sirven las culpas si ellas nos roban los pocos o muchos momentos que podemos pasar con alguien que amamos, y ese era uno de esos momentos, un instante para recordar que te había engendrado, que eras esa promesa de vida que Dios me había dado una noche en una banca mientras pedía la muerte carcomido por un cancer, pero allí estabas otra vez, mi hijito de 29 años, el Negro, mi discipulo rebelde pero el que se recostaba en mi pecho así no lo hiciera.

Quién creería que mi hermanito sería el que nos uniría de nuevo, pero así fue, pues en nuestra historia se cruzo ese hombre a quien ame como hombre pero amo como hermano. el mismo a quien le hice un post y que ahora cede paso para que te lo haga a ti.

Confundido y dolido tuve que ver como volvias para unirte a él y no a mí. No sabía cómo reaccionar porque me daba cuenta que lo extrañabas y apenas lo acababas de conocer. Temí que él te sacara de tu tiempo fuera de lo que ahora me aquejaba, pero sólo eran miedos mios porque siempre recordaste que tus ojos debían estar hacia arriba y no hacia los hombres que te podían tentar.

Día especial de mayo cuando recordamos nuestros viejos tiempos, cuando te pedi perdón por haberte abandonado, cuando te intente explicar que mis huellas quedaron impresas en la arena con lágrimas que derrame por ti. Pedi un descanso a mi alma adolorida, a las tristes líneas que muchas veces han llenado esta página y sentiste mi dolor y sin importar nada me diste ese abrazo que tanto te cuesta dar. Lo hiciste como yo lo hubiera hecho miles de veces contigo si me lo hubieras permitido. Pero que lindo fue que hubieras tomado mi cabeza contra tu pecho para darme un beso paternal sobre ella... ¿Sabes? Tú me enseñaste a hacerlo.

Ahora no estamos tan juntos como quisiera pero no tan lejos y esa es mi alegría. Ayer llegaste de sorpresa y más que un regalo, tu mi hijo, el que ahora me transmite vida, fuiste la mejor dadiva que Dios me pudo dar una tarde de enero cuando decidi creerle y vi que en ti estaba la respuesta a lo que tanto había pedido.

TE AMO COMO EL HIJO QUE SIEMPRE SERÁS PARA MÍ

ATT: TU PAPÁ ESPIRITUAL QUE ESTÁ ORGULLOSO DE TI.


*****************************************************************
Estos días en cierta manera han sido dificiles. El jueves por la noche fui a ver a la casa de mi hermana la película de Superman que me la prestaron y resulta que ella se entero que yo había ido sin estar ella y luego de que sali un momento e intente volver entrar la empleada no me dejo entrar ya que ella le dio la orden por teléfono que no lo permitiera.

-Digale que yo confie en él por seis años y que me defraudo así que él puede entrar a la casa cuando yo o mi esposo lo invitemos, de lo contrario no-

Que tristeza que mi propia hermana me trate como un violador o un depravado simplemente porque tengo una orientación homosexual, pero para ella yo soy un peligro para el hijo. Ese jueves y ayer llore por eso pero ya hoy me siento más tranquilo. Igual los niños no son mis hijos, son sobrinos y pues que se puede hacer.

**************************************************************************

Por otra parte ayer me hicieron la endoscopia y me descubrieron tres enfermedades nuevas... que berraquera.... ahhh y me regalaron un reloj que no me gusta porque tengo un sueño resensible y el movimiento de la manecilla del reloj no me deja dormir... es torturante....

**************************************************************************
El martes pasado empece en un colegio femenino a dar clases. Me iban a mandar a uno mixto y pues ummmmmm gracias a Dios no. La cuestión es que el martes llegue a ese decimo mojando cuco a la lata del miedo tan tenaz que tenía, pero en cierta forma me fue bien. El miercoles hice una actividad que consiste en dibujar cómo se siente la persona y permitir que los demás comenten. Una niña dibujo la mano de Dios y a Jeśus en el corazón y le escribieron

-Cuidado porque esa mano quiere manosearla- Resultado final de la actividad: tres niñas llorando y un curso agarrado. Así que teniendo dicha experiencia preveí a las niñas de que hicieran eso y les dije que todo iba a ser calificable. Resultado: la nota produjo Boteras nuevas.... ¡qué maravilla!

Me encanto un dibujo en especial y lo traje para escanearlo pero no encontre el cafe internet bueno abierto.
Ya tuve mi primera clase de inglés y sobrevivi aunque.......

**************************************************************************
Ayer hice un show en la clínica en la que se murio mi abuelo pero es que después de una hora me salgan con que no me van a dar la cita tiene huevo....




Posted by nohequ :: 1:40 p. m. :: 6 COMENTARIOS:

escribeme algo... anda di que si

---------------------------------------